No indulta

"Ciudad ausente" (2015)

Un nuevo retrato desencantado sobre Lima.

Publicado: 2015-12-18

“Ciudad ausente” (2015), visto en el Translab 2015, es la primera película de Gustavo Meza. Un ejercicio documental con un ambicioso objetivo: hacer un retrato de la ciudad de Lima a partir de una mirada desencantada, sin exhibir vínculos emotivos, ni intenciones de rescate histórico o social.    

Meza se lanza a las calles limeñas con su cámara y en el lapso de siete meses registra personajes, escenarios y situaciones al estilo de “cine directo”, es decir sin elaboraciones previas, registros veloces determinados por la urgencia y el azar. No evita los espacios que son frecuentes en el típico reportaje promocional acerca de Lima: el litoral, la procesión del Señor de los Milagros, Miraflores, etc, pero poniendo atención en sus detalles menos vistosos. La putrefacción de animales muertos en la playa, el tumulto y el comercio ambulatorio en la procesión y la verborrea de Mario Poggi, desde su banca de siempre en el parque Kennedy de Miraflores.

Inesperadamente Mario Poggi, aquel patético personaje conocido por haber ahorcado a uno de sus pacientes, un supuesto asesino en serie, y por sus posteriores apariciones en la farándula más ramplona, recibe en “Ciudad ausente” la mayor atención. Poggi lanza sus trasnochadas propuestas como un hipotético presidente del Perú y revela algunos aspectos de su vida personal. Si la idea era usar a Poggi como ejemplo de que en Lima los más desencajados no son menos dignos de atención o que en un país sin consensos cualquier charlatán puede aspirar a participar en política, eso ya estuvo claro en los primeros minutos de su participación, no era necesario más. Más breves e interesantes son las intervenciones de los otros dos personajes, un promotor callejero de la obra del escritor Roberto Bolaño y un joven que suelta frases sobre el desarraigo total de los limeños.

En esta colección de impresiones limeñas, el orden de las secuencias no responde al desarrollo de un planteamiento. Las piezas podrían ser reordenadas de otra manera y el resultado sería similar. Y es que el realizador no está más interesado en llevar de la mano al espectador hacia ciertas conclusiones, como en dejar apuntes de su visión de Lima, una ciudad a la que no pertenece. “Ciudad ausente” presenta a Lima como un espacio desangelado, agresivo, que castiga al diferente, donde las únicas acciones colectivas viables son el rebaño procesional o la protesta callejera. En suma, una ciudad donde sólo se puede ser transeúnte.

Trailer


Escrito por

Andrés Mego

Comunicador cinéfilo y responsable de un par de documentales. Espacio dedicado a comentar películas de no ficción peruanas.


Publicado en

NO FICCIÓN

Espacio dedicado a comentar películas de no ficción (o documentales) realizadas en el Perú.